Saltear al contenido principal

PONCHE DE RON CARIBEÑO

Un humilde dicho, originario de las costas del Caribe, reza lo siguiente: “una de amargo, dos de dulce, tres de fuerte y cuatro de débil”. Se cree que estas palabras poéticas conforman la primera receta para un ponche de ron. Desde entonces, los bármanes del Caribe la han hecho evolucionar y han adaptado los ingredientes para satisfacer nuestros sentidos y evocar un pedacito de cielo puro en el vaso.

Lo primero que deben decidir es cuál será la parte fuerte. ¿Qué ron auténtico caribeño van a usar? Tan versátil que enamora a todos los paladares, tanto de los entusiastas locales como de los turistas curiosos.

Luego llegan las partes dulce y amarga, el amargor que proporcionan los zumos y el azúcar de los siropes, cuyo equilibrio puede inclinar la balanza hacia el éxito o el fracaso. Demasiado dulce y se perderá todo el sabor, demasiado amargo y tus papilas gustativas nunca te lo perdonarán.

Lo último en añadir es la parte débil, que alivia los sentidos y diluye la intensidad, como un refresco o incluso algún vino espumoso.

Volver arriba